Loading...

miércoles, 13 de julio de 2011

José María Bonilla Ruano


José María Bonilla Ruano fue un artista y escritor guatemalteco.
Sus primeros estudios los realizó en su natal Jalapa.
En 1912 fue nombrado Oficial Mayor de Relaciones Exteriores, con atribuciones de Subjefe del Protocolo, cargo que sirvió durante diez años, desempeñando también en más de una ocasión, el de Subsecretario del Ramo, además el de Subjefe del protocolo especial organizado para las solemnes fiestas del Centenario. Ya con suficiente práctica de cancillería, fue designado como Secretario de la Delegación de Guatemala en Honduras en 1923, y allí sirvió por cuatro años consecutivos la representación diplomática del país y el Consulado General adscrito.
En el Ramo de Educación Pública, fue también Jefe de Educación Normal, Secundaria y Especial, Catedrático de la Universidad Nacional (cursos de verano) y Miembro de la Junta Departamental y del Consejo Consultivo.
A mediados de 1931 marchó a Europa en viaje de estudio y con el objeto de atender personalmente -en Bélgica- las ediciones de sus libros de texto. Allí residió por espacio de cuatro años y obtuvo de la Dirección General de Educación de aquel culto país una autorización especial para visitar sus centros de enseñanza primaria y secundaria, con el objeto de conocer programas y planes de estudios, especialmente en materia de lenguaje.
Con fecha 24 de octubre de 1930 le fue extendido por la Real Academia de Madrid el diploma de individuo suyo, en la clase de Correspondiente Extranjero en Guatemala, desempeñando más tarde, por voto unánime de los Miembros de la Academia Guatemalteca, el cargo de Censor en la citada academia.
José María Bonilla Ruano dio a la publicidad varias obras, entre ellas el “Curso Didáctico y Razonado de Gramática Castellana”, que desde que apareció en 1923 fue adoptado como texto en los establecimientos de enseñanza secundaria. La primera edición fue impresa en un solo tomo por la Casa Sánchez y de Guise de Guatemala y se dijo por la prensa que ésta y la Obra de Derecho Internacional Privado del Doctor José Matos, editadas casi simultáneamente en los mismos talleres, eran las más completas en su respectivo género, que se habían publicado hasta aquella fecha en ese país.

Además de haber sido autor de libros serios como los apuntados, tradujo cantos épicos notables, dio la versión de muchas obras en verso de poetas famosos de la antigüedad, dejando una labor extensa y un texto de gramática que servirá todavía a muchas generaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario